Tendencias Hostelería 2023

Revisamos el ya pasado 2022 y cómo se avecina el nuevo año 2023 explorando las tendencias que van a marcar este nuevo año en el sector de la hostelería. ¡Vamos allá!

January 16, 2023
10 minutos lectura

Termina un año que nos ha sabido a transición entre una época que vemos cada vez más lejos y queremos olvidar marcada por la pandemia, las restricciones y las ganas de volver a la normalidad que antes nos parecía tan aburrida. Este ha sido un año de cambios y adaptación, de analizar y adaptar nuestro estilo de vida a un nuevo mundo que parece que en los últimos años ha cambiado a unas velocidades vertiginosas. 

2022 queda ya en el pasado y es momento de mirar de cara al 2023 para saber qué nos depara este nuevo capítulo de nuestra historia, nosotros esperamos con todas nuestras fuerzas que nos dé un respiro entre todos estos eventos históricos que nos está tocando vivir.

De momento vamos a hablar de lo que nosotros más sabemos, hostelería. Vamos a ver cuáles serán las tendencias que van a marcar la restauración en este próximo año porque, hasta donde hemos visto nosotros, se viene un año muy interesante ¡Así que vamos allá!

Cartel Breakfast Lunch Dinner LateNight
Fotografía de Call me Hangry

Adaptación de precios y carta a un periodo económico inestable

Las “malas” noticias, como los vendajes, mejor quitarla rápido y de una. 2023 se presenta como un año que mucho se asemeja al final de 2022 que cerró diciembre con una variación en el IPC del 5’8%. Aunque esta tasa significó una bajada de 10 puntos respecto al mes anterior, no podemos ignorar que la media de todo 2022 ha sido del 8,4%

Esta variación indica que el precio medio de todos los productos ha estado cambiando durante todo el año y puede suponer un problema para nuestros bolsillos ya que los períodos sostenidos de aumento en el IPC suponen el aumento de precios.

La restauración deberá hacer frente a una época económica inestable en la que los clientes estarán más pendientes de sus gastos y puede repercutir negativamente en el sector del ocio.Pero esto no tiene por qué suponer un declive en tus ventas o crecimiento, una época de inestabilidad es un buen momento para saber adaptarse y preparar tu negocio para las adversidades. Si quieres aprender más sobre cómo preparar tu restaurante para una época de crisis económica, puedes encontrar nuestros consejos en el blog que hemos escrito sobre ello aquí.

Para ello será buena idea preparar una carta con un precio más accesible para nuestros clientes con una oferta diferente que siga manteniendo la esencia de tu restaurante, incluso crear menús con precios cerrados que aseguren a nuestros comensales que no va a haber un sobrecoste en su visita. 

Los restaurantes deberán realizar un estudio de sus márgenes de beneficio y control de costes ya que esta variabilidad en la inflación también afecta a la materia prima y los gastos mensuales de las cocinas. En este punto la digitalización será un factor clave de cara a entender y elegir de una forma óptima qué gastos deberemos mantener y cuáles serán prescindibles. Aplicaciones como Last.app con el sistema de reportes son una herramienta crucial para estas decisiones.

Crecimiento de marcas

Para apaciguar las llamas de la incertidumbre económica, durante el II Foro del Retail y el Gran Consumo que realizó “El economista”, Andoni Goicoechea, CEO fundador de la compañía Goiko Grill, aseguró que la restauración organizada, afronta el próximo año 2023 con optimismo y afirma que la facturación aumentará.

“El cliente en crisis busca algo que conoce, funciona, confía y respeta, por ello van a cadenas de mediano y gran tamaño donde se aseguran estas cualidades.” Andoni Goicoechea.

De hecho, los datos corroboran la afirmación de Goicoechea, tras la pandemia, el 30% del consumo que hacemos en restauración lo hacemos en alguna marca, en cualquier canal.

Así lo afirmó también Antonio Romero, director general de España y Portugal en Starbucks. Ambos se mostraron optimistas ante el próximo año, aunque siendo muy conscientes de que el ajuste de precios en base a la cartera de los clientes será un punto fundamental para asegurar los resultados deseados.

Los pequeños restaurantes no se quedan atrás y con un buen trabajo en la identidad de marca, una adaptación digital y cuidando la carta que se ofrece, también se pueden convertir en marcas de restauración sólidas y que presenten un crecimiento constante en el próximo año. Si queréis saber más sobre identidad de marca en restaurantes os dejamos nuestro blog y guía sobre ello.

En resumen, las grandes marcas continuarán su crecimiento y prevén mejores resultados adaptando sus márgenes de beneficio a un público con un presupuesto más ajustado. Igualmente, los restaurantes más pequeños seguirán teniendo la oportunidad de encontrar a su público dentro del mercado gastronómico, aunque tendrán que aprovechar al máximo los recursos de los que dispongan, así como hacer uso de las herramientas digitales que les ayuden a fortalecer su negocio.

Digitalización y eficiencia

Hace dos años, cuando la pandemia agitó todos los sectores profesionales, la digitalización se convirtió en la protagonista del día a día en el trabajo. En la restauración fue más allá y se formuló como la única forma de poder trabajar para miles de restaurantes que pasaron a un servicio de sólo delivery debido a las restricciones. Cuando se permitió la vuelta al servicio de mesa, aún había limitaciones y las cartas digitales fueron el método más sostenible, barato y eficiente para sobrepasar las limitaciones.

Esta introducción casi obligatoria ha marcado los dos últimos años del sector y a pesar de no haber sido el modo más agradable para introducirse en este mundo, ha ayudado a miles de restaurantes a mantenerse a flote e incluso crecer en una etapa muy oscura de nuestro sector. 2023 hereda un sector que cada vez apunta más a la tecnología y que se enfoca a automatizar procesos, recoger información y, en resumen, facilitar el trabajo a todo el equipo de un restaurante.

El encarecimiento de la materia prima y los gastos mensuales (luz, agua, gas…), exige un control más exhaustivo de nuestros gastos. Esta analítica de nuestro restaurante puede suponer la inversión de un tiempo de trabajo que debería estar dedicado a otras tareas más importantes, por ello, la digitalización será fundamental para la eficiencia de los restaurantes.

No sólo eso, el uso de las herramientas digitales también será clave a la hora de controlar la reducción de desperdicio alimentario, la mejora en este ámbito es reclamada por el 42% de los consumidores en España. Usando las herramientas adecuadas, los restaurantes pueden conocer cuáles son los platos más consumidos y de este modo, realizar los pedidos de materia prima adecuando sus necesidades.

Restaurante exótico
Fotografía de Syed Ahmad

Food experience

Bueno, y qué es Food experience, en pocas palabras es el resultado de la evolución del mercado y del perfil de consumidores. Como habremos podido comprobar durante los últimos años, cada vez más, el cliente es más “exigente” (Ahora entenderéis las comillas) al seleccionar qué tipo de restaurante quiere visitar y dónde va a gastar su dinero.

Los clientes ya no buscan un lugar donde “sólo” se coma bien, también buscan un restaurante que les proporcione una experiencia, ya sea a través de una decoración diferente, una localización única, un tipo de cocina diferente o un trato distintivo. Las redes sociales llevan parte de culpa en esta evolución del cliente, no es algo nuevo saber que la gran mayoría de clientes, comparten sus momentos de ocio en redes sociales, y cuanto más exclusivo sea el lugar de la foto o más interesante se vea, generará más interacciones en sus redes y por lo tanto una mayor satisfacción. Psicología básica.

Generar un entorno “fotografiable” será ahora un criterio de elección para un gran segmento de los clientes, y como restaurante, se deberá elegir qué tipo de cliente queremos atraer, y puede que esto pase por un rediseño de nuestra imagen.

En cuanto a las comillas, no queremos reducir la exigencia de los clientes a una simple fotografía de Instagram, sin embargo, es cierto que algunos de los locales más exitosos y visitados por miles de comensales, no se caracterizan por una calidad excelente en sus comidas, sino por la combinación de una buena comida y un entorno cuidadosamente elegido. Para ejemplificar este tipo de restaurantes el primero que se nos viene a la mente sería el Grupo Voltereta con un éxito rotundo en todos sus locales y que va de camino a crecer mucho más en 2023.

El food experience no es algo nuevo, de hecho, es una de las bases de los restaurantes Michelín donde no se busca simplemente comer, más bien en que los comensales disfruten de una experiencia que va más allá de una simple comida. Sin embargo, lo que ha sucedido en los últimos años es la democratización de este estilo de gastronomía en la que el entorno y el producto trabajan juntos para crear un momento único para sus clientes.

Sostenibilidad y salud

Reducción del desperdicio de alimentos, uso de menos plásticos en embalajes, comida sostenible, vegetarianismo, veganismo, y un largo etcétera de prácticas en pos de mejorar la sostenibilidad de los restaurantes.

Aunque el interés de la sociedad por el buen uso de los recursos y las prácticas ecológicas ya llevan mucho tiempo entre nosotros, estos años se están asentando como una realidad y empiezan a aparecer en prácticamente todos los sectores. Encontramos en todas las grandes marcas opciones para veganos o vegetarianos, incluso muchas de ellas empiezan a tener sub-marcas exclusivas para el desarrollo de estos productos debido a la alta demanda de este tipo de comida.

La producción de ingredientes veganos ha llevado a empresas como Heura o NotCo a disparar su facturación y venta apareciendo ya en todos los supermercados al alcance de todos. Este año no será menos y todo apunta al crecimiento de esta industria que no ha parado de avanzar y cada vez tiene más público. Es por ello que no sólo las grandes cadenas han adaptado sus productos a este tipo de consumidor, todos los tipos de restaurantes, desde los bares de tapas hasta las estrellas Michelín han adaptado su carta a este tipo de comensal. 

En cuanto al desperdicio alimentario, desde el gobierno se ha aprobado una ley que pretende controlar este problema ya que cada año, 2,9 millones de toneladas de comida acaban en la basura. La “Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario” obligará a los restaurantes a contar con un plan para prevenir las pérdidas y el desperdicio alimentario. Con este autodiagnóstico podrán identificar en qué puntos del proceso productivo existe un desperdicio de alimentos y se actuará para resolverlo. Aunque tedioso, este proceso, ayudará a la larga a reducir la gran cantidad de comida desperdiciada que cada año se genera en España.

Otros artículos de Last.app

Neuromarketing para restaurantes: Los cinco sentidos

Leer más

¿Cómo aumentar las ventas de un restaurante?

Leer más

¿Qué es el no show y cómo podemos evitarlo?

Leer más